portfolio-large-img-2 portfolio-large-img-2

Impresora 3D de cocina Foodini

Aún no existe en el maercado pero está previsto que se lance este mismo año. Este artilugio es la primera impresora 3D diseñada específica para la cocina, se llama Foodini y está siendo desarrollada por la empresa Natural Machines.

Este utensilio, que tendrá un precio de mercado de aproximadamente 1.000 euros, funciona con cinco cápsulas en las que el cocinero puede introducir cualquier alimento que no sea sólido y se pueda triturar (desde pasta a verduras).

Un nuevo mundo de posibilidades que se abre al mundo de la gastronomía gracias a este curioso artilugio de cocina.