Utensilios para hacer pan en casa: Panificadora

22 junio 2014

Uno de los inconvenientes de los barrios nuevos es que, al principio, no hay siquiera donde comprar el pan, y yo no puedo evitarlo, me gusta el pan-pan…! Una amiga me contó que lo hacía en casa con una panificadora del Lidl que al parecer gozaba de mucha aceptación. Así que decidí pedir el artilugio en cuestión a los Reyes Magos.

Como tampoco tenía un Lidl a mano, tiré de internet. Tras algunas investigaciones, me decidí por una de la marca UNOLD ya que éstas no llevan Teflón.  La mía es el modelo 8695, (en la foto), y la verdad, es que la uso bastante. Es un utensilio muy sencillo, simplemente hay que introducir los ingredientes en la cubeta y esperar entre 1:30 y  unas 3 horas (depende del programa). Lo mejor es poder programarla para tener el pan recién hecho cuando te levantas. ¡Es una delicia despertarse con ese aroma…!

Sin embargo, hay algo que realmente no me gusta demasiado. Es la forma de la cubeta. Al ser más bien vertical, el resultado es un pan más alto que largo, como una especie de torre… Y la verdad, las rebanadas quedan raras y no es muy cómodo de cortar :-(. Así que últimamente lo que hago es utilizar el programa que amasa y leva, y luego realizo la cocción en el horno. En total es 1:30h+1h.

Al principio hacía el pan directamente sobre el Silpat® y para evitar que se “desparramara”  me las arreglaba poniendo un par de rodillos a los lados hasta que tomara un poco de forma. El resultado no era malo, pero el proceso era un poco rollo. (Ahora estoy probando con un utensilio de  la marca Lékué del que os hablaré en una próxima entrada).

Si tuviera que comprar ahora la panificadora, además de lo del Teflón, me fijaría un poco más en lo de la cubeta. Últimamente he encontrado una que me parece que está muy bien solucionado. Es una panificadora pensada para personas celiacas, aunque lo puede utilizar cualquiera. Se llama Zero-Glu y su cubeta es  horizontal, por lo que el resultado es más parecido a un pan de molde. Pero además,  incluye un soporte con unos moldes para hacer 6-12 panecillos y 2-4 chapatas. Y también sirve para bizcochos y tartas…!

No la he probado, pero hace algún tiempo hicieron una demostración y aquí podéis  ver alguno de los comentarios. Y las fotos no tienen mala pinta. Si alguien la tiene, me encantaría saber qué tal os va. 

Bea - Autora del artículo

Soy una apasionada de la cocina y la gastronomía y me fascinan todos los cacharritos de cocina que me permiten disfrutar de mi afición
Beatriz Romanos