¡Al ataque…!

Simpático montaje con estas cucharillas de café culebreando cual espermatozoides ansiosos… 😉